SALUD EN EL HOGAR

Novedades | Salud en el hogar

Es fundamental ventilar tu casa cada día, esto puede evitar los resfriados o la gripe. Con un simple gesto es posible eliminar el aire cargado del interior, aquí unos consejos:

 
 En invierno hay que ventilar en el momento más caliente.
 En verano se ventila por la noche, lo que además sirve para refrescar al máximo la casa.
 Unos 10 minutos diarios bastan para renovar el aire de una estancia.
 Cuantas más personas viven en una casa, más tiempo y más veces se debe ventilar.
 Los dormitorios se airean después de levantarse.